miércoles, 31 de octubre de 2012

Leonardo DiCaprio

Hoy es Halloween, ¡uuuuhhh qué miedo! Pues os va a entrar de todo menos miedo en el cuerpo con el Chico de la semana, Leonardo DiCaprio. Uno de los grandes, de los más grandes actores de los últimos años, y uno de mis favoritos, por bastantes y justificadas razones. Una cara bonita para muchas porque lo vieron en Romeo + Julieta (película que no he visto, por cierto) o Titanic (película que me encanta), pero yo recuerdo engancharme a él por Atrápame si puedes. Me fascinó tanto la película como él. Leonardo Wilhelm DiCaprio nació en Los Ángeles, California, EE.UU, y tiene 37 años. Lo mejor es que después de Atrápame si puedes, ahí no quedó la cosa gracias a Dios, y nos ha brindado innumerables papelones en películas aún más impresionantes. Gangs of New York, El Aviador (increíble que no le dieran el Oscar, yo todavía espero a que se lo den...), Diamante de sangre, Infiltrados, Revolutionary Road, Shutter Island, la magnífica Origen y J. Edgar. Y están por llegar dos joyas más a su más que impecable filmografía: Django desencadenado y el nuevo y muy prometedor remake de El gran Gatsby. En aspectos físicos, me gusta más ahora que cuando aún era un jovenzuelo encantador. Ahora es más atractivo, más imponente, y con unos ojos azules que me enamoran. Profesionalmente hablando, sólo puedo decir maravillas, porque es un actor que se ha impuesto entre los grandes, y a pasado de ser un adolescente romántico deseado a un respetable hombre que sólo da alegrías. Enganchado a trabajar con grandes directores como Spielberg, Tarantino o Scorsese, espero que siga fascinándome por muchos años más. Os dejo a Leo tras el salto. ¡Feliz Halloween!


























1 comentario:

Dulce Gomez dijo...

Es muy buen actor, a mí me encantan todas las películas en las que lo he visto, es guapo y tiene mucho carisma, yo vi en hbo online El Aviador y creo que es mi película favorita que ha hecho él, sale de un personaje bien interesante, con el transtorno obsesivo compulsivo, y lo hace genialmente.