lunes, 8 de julio de 2013

Reseña Star Trek: Into darkness (En la oscuridad)

¿Qué... Comenzamos?

Star Trek: Into darkness tiene más acción, humor, intriga y visión, unos efectos especiales impresionantes, un guión lúcido, un cuidado y evolución en los protagonistas sobresaliente y un villano encarnado por uno de los mejores actores de los últimos años: Benedict Cumberbatch. J.J, sigue en la saga trekkie y no nos abandones.





Director: J.J. Abrams.
Intérpretes: Chris Pine, Zachary Quinto, Benedict Cumberbatch, Simon pegg, Zoe Saldana, Karl Urban, Alice Eve, Anton Yelchin, John Cho, Bruce Greenwood.
Año: 2013.
Duración: 132 min.
Género: Acción, ciencia-ficción.

Sinopsis: Una imparable y terrorífica fuerza dentro de la Flota Estelar ha hecho saltar por los aires esta y todo lo que esta representa, sumiendo al mundo en una profunda crisis. Junto a la tripulación del Enterprise, el capitán Kirk  (Chris Pine) encabeza una incursión a un planeta en guerra para capturar a un hombre que es un arma de destrucción masiva, John Harrison (Benedict Cumberbatch).


Entristece ir el día del estreno de una película que da la sensación que vale mucho (y en efecto, así es) como Star Trek: Into darkness y estemos siete personas (contadas y entre las que me incluyo) en la sala más grande del cine de mi ciudad. La crisis está consumiendo el séptimo arte, y yo os animo a que, si de verdad os gusta, aunque sea id los días del espectador. Que no decaiga la magia. Y ya centrándonos en la reseña, si me considero un poco trekkie es gracias a J.J Abrams y a sus por el momento dos películas sobre este universo, haciendo que aflore cierta curiosidad en mi y quiera ver las originales.


La tripulación del Enterprise en esta nueva entrega simboliza aún más que en la anterior lo que es la moral, el afecto, el amor, la amistad y el sacrificio, valores que hacen de esta película algo significativo. Aunque nos centremos en lo que es la trama. el villano y los acontecimientos espectaculares que van sucediendo, esos valores son persistentes y son lo que le da a la película más profundidad y emoción. Into darkness es puro espectáculo; más láseres, más razas alienígenas, el Enterprise en estado puro, por fuera y por dentro (qué belleza e inmensa nave...), unos efectos especiales muy cuidados y sobresalientes...¡y más reflejos en la pantalla! Muchos se quejan de esto, pero a mí me hace mucha gracia y me gusta. Contiene un humor que ya vimos en la primera entrega y que para nada desentona, ni en las situaciones de vida o muerte, porque es sutil. Michael Giacchino nos deleita con una banda sonora preciosa y que sobre todo destaca en la primera mitad de la película. Espectacular la música que acompaña a la primera aparición de John Harrison (también decir que ha sido uno de mis momentos favoritos). En resumidas cuentas, una banda sonora exquisita. Pienso que J.J. Abrams ha hecho un trabajo estupendo con esta saga y que ojalá continúe, porque esta entrega da mucho de qué hablar y se pueden hacer cosas asombrosas. Es puro cine palomitero, espectacular, entretenido y absorbente.

Chris Pine vuelve a enfundarse el traje de capitán del Enterprise. Tan infantil, impulsivo y desenfadado como antes, se enfrenta a una misión realmente compleja: proteger a su tripulación, que son su familia, para ir a buscar a un peligroso enemigo que amenaza con destruir la Flota Estelar. [POSIBLE SPOILER] La pérdida de Pike (yo he lamentado mucho su pérdida...y cuando digo lamentar, sí, es sinónimo de llorar) hará de esta misión un objetivo más pasional y buscado con más ansia, lo que hace que aunque es a vida o muerte cazar a Harrison, sea más impactante y con mayor fuerza [FIN SPOILER]. Chris Pine controla mejor las caras de tonto que se le quedaban en la primera película y se vuelve más serio, está más centrado y ejerce con más madurez de capitán. A pesar de creer que todo está perdido, él no se da por vencido y sabrá conducir con racionalidad a los suyos para que intentar salir de las situaciones críticas, y Pine me ha sorprendido bastante.


Uno de los aspectos más ricos y favorables de Into darkness es que el guión y todo el conjunto fílmico funciona mejor que la primera película por la presencia de un villano más imponente, si a eso se le suma que esté interpretado maravillosamente por alguien tan competente como Benedict Cumberbatch. Citando al propio J.J.: ''Cumberbatch es un actor muy convincente y con mucha fuerza'', y eso no lo ponemos en duda después de verle interpretar a John Harrison, un enemigo muy fuerte, inteligente y superior en todos los aspectos. Por fin el talento de este actor sale a relucir (¿Por qué era necesario que esto se diera con un blockbuster...?). Después de ser Hawking, Sherlock Holmes y demás personajes, tanto ficticios como reales, Benedict se encarga ahora de ser John Harrison, un hombre terriblemente poderoso y peligroso que esconde muchísimo más potencial tras esa imagen fría, calculadora y exacta, con unos ojos expresivos y penetrantes que infunden gracia, poder y respeto. Benedict lo da todo, como siempre, y se hace con toda la atención del espectador cada vez que está en pantalla.

Sin contar que he alucinado con Cumberbatch y centrándonos en el reparto de la tripulación, el que más me ha sorprendido ha sido Zachary Quinto interpretando nuevamente a Spock. Siempre tan mecánico y falto de sentimientos, en esta aventura Spock deberá buscar respuestas precisamente en ellos, y llegar a comprender qué es sentir, ya que él bloqueó esa capacidad. [POSIBLE SPOILER] Es interesante cómo explica esto a Kirk y a Uhura tras el suceso de que Pike muere delante de él y examina su interior para averiguar qué pasa en su interior, y aún más interesante es el hecho en el que él explota de rabia al ver morir a Kirk y va a toda prisa a por Harrison para vengarse. Incluso en este momento, consigue intentar percibir lo que siente Harrison cuando intenta matarlo, lo que me parece muy curioso porque hasta en esos momentos quiere saber más [FIN SPOILER]. Quinto con esto se ha superado, dando más expresividad al personaje, sin quitarle su punto cómico, que funciona tan tan bien. Me gusta que no se haya explotado la relación entre Uhura y Spock; se le ha dado su debido protagonismo, dejando hueco a las relaciones personales con los demás


Aunque hablo en un sólo párrafo del resto de los integrantes de la tripulación, cabe decir que, como mencionaré abajo, todos son más, más que en sus respectivos papeles en la primera película. Se superan; Simon Pegg, además de tener más gancho como Scotty, es una pieza clave en todo el proceso; creo que a Uhura es a la que menos se ha destacado, [POSIBLE SPOILER] pero su contribución en Klingon es suficiente para echarle flores [FIN SPOILER]; a Chekov le toca esta vez pasar la mayor parte de su tiempo en la zona de máquinas debido a su inteligencia y a la ausencia de Scotty durante cierto periodo de tiempo, y su gracioso acento ruso y la monosidad de Anton Yelchin vuelven a colocarlo como uno de mis favoritos de la tripulación [POSIBLE SPOILER] Morí de adorabilidad y felicidad cuando salva a Kirk y Scotty de caer al vació en el Enterprise [FIN SPOILER]; McCoy volverá a ser la figura (humana) más racional del Enterprise. Cuidado y precavido, intentará que Kirk no se exponga demasiado al peligro, pero que si lo hace, le escuche y llegue a donde tenga que llegar por otros métodos. Karl Urban me ha gustado bastante sobre todo por el humor ridículo basado en refranes y metáforas; a Sulu le otorgarán más protagonismo también y demostrará que tiene madera de capitán (y que hay que tener cuidado si se le cabrea, como dice McCoy); y finalmente llego a la nueva incorporación de la familia, Alice Eve como la preciosa e inteligente Carol. La actriz se ha acoplado a la perfección al reparto, todo gracias a que J.J. ha creado una familia muy voluble y radiante.


No lo olvides: Benedict Cumberbatch; sin duda el mejor villano de este año dado su talento, su valía y su buen hacer. Cualquier cosa que este actor haga vale oro, y es un alivio que por fin se de a conocer de manera más internacional. Una banda sonora más que interesante, sobre todo destacable en la primera mitad del film. Todos los actores se superan, pero es Zachary Quinto el que más hace destacar lo mucho que cambia su personaje. Humor inteligente que aun en las situaciones más extremas queda como anillo al dedo, y una emoción en las relaciones entre los tripulante del Enterprise muy conmovedora. [POSIBLE SPOILER] Más que por mi, a los fans más incondicionales de Star Trek les hará mucha ilusión la parte en Klingon, ya que se habla su idioma y nos ofrece una de las mejores escenas de acción. ¡Y hemos vuelto a ver a Leonard Nimoy! ¡Eso sí que ha sido de lo mejor de la película! [FIN SPOILER].
Olvídalo: Nada. A mi me ha parecido increíble y entretenida de principio a fin. Puede que el doblaje de Cumberbatch, que volvemos a escuchar el mismo que tiene en Sherlock, pero es que ni eso porque Iván Muelas se esmera en parecer oscuro, siniestro y villanesco y lo consigue, aunque nada hace competencia a la potente voz de Benedict.

En conclusión: Un viaje más profundo y lleno de entretenimiento del bueno por la tripulación del Enterprise, una familia realmente única. J.J. Abrams está hecho para el espacio y nosotros le suplicamos que, aunque se vaya a ocupar de Star Wars VII, no deje de lado a su bebé trekkie.

NOTA: 10/10

1 comentario:

Fairytale Love dijo...

Tus criticas son geniales. Mucho mejor que las mias -> Critica #StarTrekIntoDarkness http://elrincondelarelop.blogspot.com/2013/07/star-trek-into-darkness.html Ya me gustaria hacerlas como tu.